Ir al contenido principal

Familiares de enfermos sobreviven en el Bosque Cuauhtémoc

Por Karla Paola Jiménez Franco.

Familiares de enfermos se ven obligados a vivir en el Bosque Cuauhtémoc

Morelia, Mich.- Familiares de enfermos hospitalizados, provenientes de distintas partes del estado, se ven en la necesidad de “vivir” en El Bosque Cuauhtémoc, ya sea en tiendas de campaña prestadas o improvisadas con cartones, periódico o lonas. Estas personas pasan gran parte del día en éste lugar en condiciones adversas.

Se ven en la necesidad de hacerlo porque necesitan estar “al pie”, como ellos dicen, por si el médico les solicita ir a comprar un medicamento de urgencia. Son personas en condición de pobreza a las que el Seguro Popular no les cubre la totalidad de los medicamentos.

No cuentan con recursos para dormir en un hotel, el dinero que tienen prefieren destinarlo a la compra de alimentos y medicinas que a veces no les cubre el hospital, a pesar de estar en el cuadro básico.
Fundaciones cubren abandono
Existen organizaciones que se encargan de brindar apoyos a estas personas, entre ellas la Fundación Hogar Emaús.

Trabajadores de la Fundación Hogar Emaús sostienen que están siempre presentes en los hospitales, dentro del área de Trabajo Social, para ofrecer a los familiares de los enfermos toda la información para su posible estancia en las instalaciones de la Fundación. Les ofrecen los servicios del albergue a un costo muy accesible: por 30 pesos al día les brindan desayuno, comida y cena, además les permiten bañarse y dormir. Su cuota incluye ropa de cama en condiciones higiénicas. Las instalaciones de la Fundación cuentan con comedor, sala de juegos o jardín, capilla y dormitorios.

Existen excepciones en los cobros de Fundación Emaús. Si la persona no tiene la posibilidad de pagar la cuota por falta de recursos, se le cobra únicamente la mitad. La Fundación recibe apoyos de particulares bajo la figura de “apadrinar”, es decir, una persona puede pagar una cama un mes entero, para que las personas que tengan necesidad la ocupen totalmente gratis.

Existe también la Asociación Civil de las Voluntarias Vicentinas, quienes ofrecen servicio de albergue. Tienen dos instalaciones, una se encuentra en la Colonia Vasco de Quiroga y la otra en Prados Verdes, en ellas permiten una estancia temporal por una cuota de recuperación de 20 pesos.
Dan también lo que ellas llaman “Servicio Espiritual”, que consiste en comuniones y confesiones, además realizan encuestas frecuentemente para contribuir al bienestar y mejoramiento de las condiciones de la estancia de los familiares de los hospitalizados.

Fundación Emaús y Casa Vicentina son organizaciones que atienden este sector vulnerable olvidado


Trabajo realizado en el Taller de Fotoperiodismo del UNAM Centro Cultural Morelia.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Expone clasismo nicolaita enfrentamiento entre estudiantes y MAR

Alejandro Amado

Morelia, Mich.- Alrededor de las 12:30 del jueves el subsecretario de Seguridad Pública, Carlos Gómez Arrieta, daba una entrevista afuera de Ciudad Universitaria, decía que 200 policías resguardaban ese complejo educativo y que 150 más permanecían al pendiente de las Facultades de Odontología y Derecho, en otro punto de la ciudad, donde ya se habían presentado enfrentamientos por la mañana.
Poco antes habían llegado los policías antimotines que se apostaron, escudos de plástico en mano, entre estudiantes y jóvenes que buscan un espacio extemporáneo en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo y aquellos que no alcanzaron los créditos que exige la prueba Ceneval que se aplica para ingresar. A estos últimos nos hemos acostumbrado a llamarlos “rechazados”, se aglutinan en el Movimiento de Aspirantes y Rechazados (MAR) y en la Coordinadora de Universitarios en Lucha (CUL).
El subsecretario hablaba de resguardar la seguridad mientras a unos metros estudiantes in…

CNTE, Cedart y Centro Cultural UNAM muestran solidaridad a normalistas

Morelia, Michoacán.- A más de un mes de la desaparición de 43 estudiantes de la Normal Rural “Isidro Burgos” de Ayotzinapa, Guerrero, y del asesinato de seis personas entre normalistas y civiles, la indignación sigue creciendo entre la población.
Este martes, minutos después de las 9:00 de la mañana partió desde Catedral una caravana de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, integrada por profesores de la Sección 18. Llevaban víveres y palabras de aliento a los familiares de las víctimas de desaparición forzada que viven en Ayotzinapa, desde donde exigen cuentas a los tres niveles de gobierno.

En el Centro de Educación Artística “Miguel Bernal Jiménez” los estudiantes realizaron un paro activo en el que tuvieron charlas con normalistas de Arteaga y Tiripetío, además de integrantes de otras organizaciones sociales y El Padre Goyo; de esta manera se van tejiendo redes de solidaridad para exigir la presentación con vida de los jóvenes, a la vez que se comparten experi…